agosto 11, 2015

Bunbury: El Héroe del Eterno Retorno


"MUCHAS FELICIDADES BUNBURY" 




Este martes, Enrique Bunbury (Zaragoza, 1967) cumple 48 años en un, al menos, aparente silencio, sin gira mundial peregrina, sin disco nuevo del que hablar. Desde que ofreciera, en diciembre de 2014, los "Últimos conciertos en la Tierra", se hace raro sólo saber de él porque haya colaborado en una banda sonora, porque apoye el Día sin Música o porque participe en el concierto de 40 aniversario de Burning. No sabemos qué planea el extranjero, el boxeador, el hombre delgado que no flaqueará jamás y desconfiamos, como decíamos antes, de ese aparente silencio, quizá similar al del leopardo que acecha a la gacela. Aquí va un homenaje, una breve biografía vertebrada por (sólo, sí, sólo) doce canciones. Y qué canciones.






El viento a favor

El viento se puso a favor con Pequeño (1999), un trabajo de sustrato, mediterráneo, infinito. Bunbury conformaba nueva banda, El Huracán Ambulante, con músicos como Ana Belén Estaje, Javier García Vega o Ramón Gacías, fiel escudero desde entonces. Crecieron las ventas, los aplausos, los conciertos. Canciones como "El extranjero", “Algo en común” o “De mayor” ejercían como deliciosas justificaciones de la cosa. Tres años después vino Flamingos (2002), cabaretero, exquisito, doliente, contenedor de himnos como "El club de los imposibles", “Sí” o “Lady Blue”, y en 2004, Bunbury parió un trabajo doble,El viaje a ninguna parte, una obra densa, latina y variadísima, que incluye "Que tengas suertecita", “La señorita hermafrodita” o “La chica triste que te hacía reír”.| Cordon Press






No hay comentarios.: