noviembre 04, 2011

Artesanías BUNBURY- Licenciado Cantinas


Artesanías Bunbury


ElMUNDO.es nos presenta los 4 actos de las Venas abiertas de Licenciado Cantinas... No olvidar...atentos a la fecha 10 de noviembre por ticketmaster.com.mx...

PREVENTA BUNBURY ES LICENCIADO CANTINAS!!!!


Bunbury en una 'pick-up' blanca, sobre el secarral de Tornillo, Texas. Lo acompañan los miembros de su banda: Jordi, Rober, Álvaro... La pick-up se detiene y el cantante baja empuñando ¿un rifle?. Eso parece. Es una de los imágenes más pintorescas del documental en cuatro actos que la disquera del músico ha producido para retratar y celebrar la edición de 'Licenciado cantinas', su primer álbum de versiones. ELMUNDO.es ofrece en exclusiva e íntegro el documento, grabado durante las sesiones de Sonic Ranch.
Pulse en el recuadro arriba, a la derecha, para ampliar cada uno de los vídeos
Pero tranquilos todos: lo del rifle debe de ser una broma. A lo largo de la película, Bunbury no descubre ningún perfil violento. Al contrario: su propósito es el de reivindicarse a sí mismo como "artesano". Durante minutos y minutos, el cantante aparece en el tajo, sentado altablero de producción, afinando pequeños flecos en el sonido de las canciones.
"Artista es una palabra que no nos corresponde a los que hacemos canciones... Lo que hago son sillas, sillas para los corazones", dice Bunbury, con su voz, siempre solemne, en el primer capítulo del documental. En él, el cantante se pone reflexivo: habla del sentido de su oficio ("la razón por la que uno empieza en la música no es la misma por la que uno sigue"), y del sentido de grabar un disco de versiones como "un agradecimiento a América Latina".
La siguiente entrega del documental retrata el modo de vida en Sonic Ranch y la concepción de la estrategia del disco: "no es un disco de música latina, porque, aunque las canciones sí son latinas, las adaptaciones que hemos hecho tienen rock, tienen blues, remiten a Nueva Orleans...", dice Bunbury, ya refugiado en el estudio. Y, por encima de todo, el cómo (el cuidado de cada detalle) es el qué. "Pensar que el audio no tiene importancia es un insulto".
Después, llega el momento de conocer al equipo y la su 'dinámicaa social'. Ante la cámara, Bunbury da órdenes, cordial pero preciso. Y la banda responde. "Cuando Enrique te dice 'estaría bien' es que ya te puedes poner las pilas". "Nuestro papel es traducir lo que Enrique tiene en la cabeza, que suele tenera las ideas muy claras". "No sé si esto es el comienzo de una nueva etapa o el nexo entre lo que hemos hecho hasta ahora y lo que va a venir...". El cantante, mientras, sigue a lo suyo: "Siento pasión por el oficio de grabar, por la dificultad y la maravilla de cada detallle".
El último capítulo de 'Licenciado cantinas' contrapone este perfil ensimismado y minucioso de Bunbury con su otra vida: la de la estrella de las giras, ampuloso, teatral y carismático. "Podría estar aquí, grabando, los próximos tres años", dice, en un momento, el cantante. Y, al siguiente, se contradice: "Estaría eternamente de gira". ¿En qué quedamos? "Una cosa da sentido a la otra".

No hay comentarios.: