noviembre 20, 2011

Enrique Bunbury - Regresa a casas





Tornillo, Texas— En tres días, Enrique Bunbury regresará a la frontera en la que parió a su próximo disco, ‘Licenciado Cantinas’.

En busca del lugar donde se gestó el nacimiento del nuevo álbum que incluso ha sido elogiado por Andrés Calamaro, El Diario llegó hasta Tornillo, Texas, una población semirural de no más de 2 mil habitantes.

La búsqueda se detuvo a media tarde, muy cerca de una nogalera con letreros que advierten la prohibición de robar nueces de los árboles, incluso las que caen al piso. Ahí se encuentra el estudio Sonic Ranch.

El lugar, considerado el estudio-residencia más grande de todo el mundo es una construcción tipo hacienda, aislada del bullicio de la ciudad, en medio de un paisaje de árboles y de una quietud que se rompe únicamente en el interior de los cinco estudios, y ocasionalmente en alguna de las 26 habitaciones.
Manuel Calderón, un joven nacido en El Paso y criado en Ciudad Juárez es uno de los ingenieros de sonido en el estudio donde trabajó el español.

Después de saludar y presentarse, nos abre las puertas del lugar, en el que han grabado músicos de todos los géneros como Zoé, Benny Ibarra, Kalimba, Reyli Barba, Los Rieleros del Norte, Yuridia, Intocable, Motel, Jumbo, Yeah Yeah Yeahs, Hanson, Billy Gibbons, Mudvayne, Cannibal Corpse, Ministry y bandas locales tanto de El Paso como de Ciudad Juárez, por mencionar sólo algunos.

Lo presenta al público
Aunque el disco todavía no sale al mercado, y sin preocupación por la piratería, Bunbury y su banda Los Santos Inocentes, han decidido estrenar algunas de las canciones en el concierto que ofrecerán la noche del martes en el Coliseo.
En entrevistas, el músico zaragozano, ha hablado de esta nueva producción tan deseada por él desde hace 10 años, de su profundo amor por Latinoamérica.

En esta producción de 15 cortes, todos las temas han sido matizados con una recreación musical, con su inigualable estilo interpretativo.

Este cancionero, como lo llaman, incluye lo impensable en gustos, en un músico como él: cumbias ('El Diario de un Borracho'), chacareras ('Chacarera de un Triste') o salsa (El Día de mi Suerte').
Su entrega en esta producción, asegura, fue total y profunda. Y decidió rodearse de talentos que en sus palabras, “no son los de gran fama, pero sí importantes en el desarrollo de la música y que he amado”.

Entre los invitados figuran, por ejemplo, el guitarrista cubano, Eliades Ochoa (‘Mi Sueño Prohibido’), el acordeonista tejano, Freddy ‘Flaco’ Jiménez (‘Llévame’) y David Hidalgo, integrante de Los Lobos (‘El Solitario’), además del violinista chihuahuense radicado en El Paso Joey Cueto.

El ex líder de Héroes del Silencio estuvo más de 3 semanas viviendo y trabajando en Sonic Ranch entre los meses de mayo y junio.
Con información de La Opinión.com

No hay comentarios.: