mayo 17, 2011

BUNBURY "LA AVENTURA ELECTRICA" POR JORGE OLIVA


La aventura eléctrica Por Jorge Oliva
1996 fue el año del adiós de una de las bandas españolas más interesantes de la última década, Héroes del Silencio. Con cuatro álbumes en estudio publicados y otros tantos en directo y el aval de unas ventas millonarias en más de 30 países, el grupo formado por Enrique Bunbury (voz), Joaquín Cardiel (bajo), Juan Valdivia (guitarra), Pedro Andreu (batería) y Alan Boguslavsky (guitarra) decidió separarse, en principio, por dos años. El paso del tiempo ha demostrado que lo que se concibió como una separación temporal devino en definitiva. Y así fue cómo empezaron los proyectos individuales de sus integrantes, entre los que destacó, especialmente, el debut en solitario de su front-man, a la sazón, Enrique Bunbury.



.FOTO CEDIDA POR MICHELLE
BUNBURY (LOS ANGELES)







BUNBURY EN LOS ANGELES (USA), diciembre de 1997.
Radical Sonora Con el disco en la cabeza ya durante la última gira de Héroes, Bunbury tenía claro que lo importante era romper con el concepto que le había definido durante doce años. Fue ésta la razón que le llevó a raparse el pelo, a adoptar un look futurista y presentar, en septiembre de 1997, un álbum de fusión. Un conglomerado de sonidos étnicos (música árabe), electrónicos (con el uso de sintetizadores, siguiendo las tendencias marcadas por Chemical Brothers o The Prodigy) y el rock 'n roll más psicodélico. El disco era todo un reto. Suponía un salto al vacío para el que había liderado la banda de rock español más importante en el mundo. Pero su convicción era tan solida y consistente, que nada le impidió igualar con su disco las ventas en España del último trabajo de Héroes (200.000 ejemplares).



 
La gira
 A diferencia de otras ocasiones, en las que Bunbury instó a salir inmediatamente de gira tras la publicación del disco, se tomó su tiempo y no fue hasta febrero de 1998 cuando presentó en directo "Radical Sonora". Hizo alguna que otra fiesta previa en Madrid y Zaragoza, pero no fue hasta el 6 de febrero de 1998, cuando inauguró en el Pabellón Príncipe Felipe de la capital aragonesa su primera gira en solitario. Un comienzo, por otro lado, que se vio afectado por la reciente disolución de Héroes, que no pudo olvidar un público, deseoso aún del reencuentro de la banda. Aun así, contra viento y marea, Enrique continuó, concierto tras concierto, en pos de su objetivo: dejar constancia de que se iniciaba una nueva carrera musical, alejada ya de lo que fue toda la maquinaria de Héroes. Así es cómo llegamos al 11 de febrero de 1998. En Barcelona, en la Sala Zeleste, con un lleno a rebosar, Enrique daba uno de sus primeros conciertos. Luisa Silva estuvo allí y reprodujo varios momentos del show. Fueron quince temas los que sonaron en la sala barcelonesa. Con un intro árabe de alta calidad, Bunbury firmó el prólogo a su concierto que inició a los sones electrónicos de "Big-Bang". "Planeta Sur", "Negativo" y "Polen" siguieron, en este orden, al tema de apertura. En ese momento, Bunbury hizo un alto en el camino y evocó a su queridísimo David Bowie, interpretando "Look back in anger" (disponible en su CD-Maxi "Contracorriente). A ésta le siguieron "Despacio" y "Encadenados". Nuevo alto en el camino, esta vez para retrotraernos en el tiempo hasta el "Come together" de los Beatles, tema, al que, eso sí, le dio un giro de 180 grados. "Contracorriente", "Alicia", "Salomé" y "Servidor de nadie" completaron la primera parte del concierto. A la vuelta, y como bis, sonaron "La prueba" y "El jinete", un fabuloso epílogo para un concierto de alto voltaje.

.

No hay comentarios.: