mayo 07, 2011

Christina Rosenvinge en vivo: filosa intimidad

Christina Rosenvinge en vivo: filosa intimidad



 

Los últimos discos de Christina Rosenvinge se caracterizan por el contraste entre una interpretación vulnerable y letras con fuerza a las que hay que prestarles mucha atención. Hay contenido, ironía y pocos lugares comunes. Un contraste entre forma y fondo que quedó en evidencia el jueves 5 de mayo en el Teatro La Cúpula del Parque O’Higgins, porque la palabra dulzura puede describir su concierto, pero solamente en la superficie.

Fue el comienzo de su gira para presentar el aplaudido nuevo disco La Joven Dolores (2011), nombrado como una “Obra Maestra” por Rolling Stone España y “Disco del Año” en la revista Rockdelux. Chile es el único país de Latinoamérica que la compositora española visita en esta oportunidad como respuesta a la buena recepción que tuvo su actuación en abril de 2010 en el Teatro Nescafé de las Artes de Santiago, cuando consiguió un lleno total y tuvo que sumar una segunda fecha.el escenario para interpretar la reflexiva “Nuestra Casa” y el violento contenido de “Tu Sombra”, siguiendo en la línea con “Negro Cinturón” y “La Distancia Adecuada”, material de su anterior disco Tu Labio Superior (2008). Inclusive “Señorita”, de su etapa más conocida en Chile cuando firmaba sus trabajos como Christina y Los Subterráneos, se alineó musicalmente con su material más reciente gracias a una nueva versión.

Los músicos Charlie Bautista (guitarra), Ricardo Moreno (batería) y Jesús Chumillas (bajo) también vistieron con nuevos arreglos hits del recuerdo como “Alguien que cuide mí” y “Voy en un coche”, del álbum Que me parta un rayo (1992). “1000 pedazos” se convirtió en la más coreada de la noche con más de 1.500 personas a los pies de la ibérica logrando una melancólica alegría colectiva. Y cuando el público seguía pidiendo más, la cantante respondió: “me habéis tomado por un jukebox”.

Sonaron mayoritariamente canciones de sus dos últimos trabajos, en una actuación que fue disfrutada por quienes querían escuchar éxitos noventeros y por los siguen la carrera musical de Rosenvinge. Otros quedaron con las ganas de escuchar más de sus discos en inglés, ya que la única de ese repertorio fue “A Liar to Love” de Continental 62 (2006), quizás porque esta vez Steve Shelley (baterista de Sonic Youth) no forma parte de la gira. 

“Qué bonito cantar con vosotros, ¿por qué no me acompañáis todas las noches?”, dijo halagada en medio de los 120 minutos de concierto que, a pesar de algunos problemas técnicos, de a poco fue logrando una honesta intimidad. Fue la primera fecha de un recorrido que la llevará por Concepción, Coquimbo, Viña del Mar y Antofagasta, además de sumar a último minuto una nueva presentación en Santiago, el próximo 15 de mayo en el Centro Cultural Amanda.

Video de su presentacion en Chile


Galeria de Fotos








No hay comentarios.: