abril 04, 2011

BUNBURY "Mentimos en las entrevistas para salir mas guapos"

Bunbury: "Todos los músicos mentimos en las entrevistas para salir más guapos de lo que somos"



  • El músico zaragozano acaba de poner a la venta 'Gran Rex'.
  • El álbum ha sido grabado en directo en el célebre teatro de Buenos Aires.

El público ruge impaciente. Bunbury sale a escena y comienza a rasgar su guitarra acústica. Se hace el silencio. Suenan los acordes de Las consecuencias, y el músico zaragozano entona su primera estrofa. "Las consecuencias son inevitables, el vértigo es la perfección de la belleza...". Con un respetable entregado, como si en lugar de al otro lado del charco estuviera a orillas del Ebro, el que fuera líder de Héroes Del Silencio despacha los temas clásicos de su abultada discografía en solitario. Gran Rex, su nuevo álbum en directo, es una buena muestra de lo que ocurre en sus conciertos cuando se abre el telón y el público deja de rugir para empezar a escuchar.


Espero que el próximo álbum defina un nuevo camino y me depare nuevas e interesantes sorpresas

¿Por qué un disco en directo y por qué precisamente en este momento?
Para la gira de Las consecuencias preparamos 60 canciones de diferentes etapas y todas fueron interpretadas en algún momento de la gira. La mayoría de ellas, principalmente los temas de discos anteriores a 2007, sufrieron transformaciones importantes. Al final, preparar un tour se convierte en un ejercicio igual de creativo que entrar a grabar un nuevo álbum.

Para grabarlo eligió Buenos Aires. ¿Qué le llevó a optar por la capital argentina y no por otra ciudad?
La relación con el público argentino merecía una grabación. He grabado discos en directo tanto en España como en México y, también, un documental de la gira por Estados Unidos. No haberlo hecho antes en Argentina era una carencia en mi discografía que no podía dejar pasar por alto.

¿Qué siente justo antes de subir al escenario?
Me encanta subirme a un escenario. Y me encanta, también, estar de gira. La energía que se crea entre los músicos mirándose, volcándose todos en un break o en una coda final... eso es algo magnífico, espiritual. Antes de subir a un escenario, mientras suena la sintonía, no suelo sentir nervios, pero sí ansiedad por encontrarme en ese estado chamánico y adictivo.


En los temas que estoy escribiendo ahora mismo, el ritmo es una parte sustancial


Con su anterior álbum dijo que se cerraba un ciclo. ¿Qué aporta este nuevo trabajo a su carrera y a su evolución como músico y compositor?
Aún es demasiado pronto para juzgar la importancia, si es que la tiene, de esta última etapa. Con El tiempo de las cerezas me sumergí, con algo de timidez y precaución, en este viaje hacia la América profunda y de raíces. Hellville de Luxe es un disco en el que la banda cobra forma y muestra orgullo de rock. Y en Las consecuencias, creo, hay sabiduría e introspección. Gran Rex es el cierre de una etapa. Ahora la búsqueda continúa por otros derroteros diferentes. Espero que el próximo álbum defina un nuevo camino y me depare nuevas e interesantes sorpresas.

¿En qué momento creativo se encuentra actualmente? ¿Hacia dónde se dirigen sus próximos pasos en el terreno musical?
Cuando buscas siempre es más divertido que cuando encuentras. Ahora me lo estoy pasando muy bien. Estoy experimentando en mi estudio casero con ritmos y canciones que definirán mis próximos movimientos. En los temas que estoy escribiendo ahora mismo, el ritmo es una parte sustancial y, creo que mis próximos discos van a tener en las percusiones un pilar fundamental.

También tiene entre manos un documental. ¿Qué se podrá ver en él?
Hemos estado trabajando en dos documentales de forma paralela. El que se presenta estos días en el Festival Vive Latino, en México D. F., es un documental biográfico, dirigido por Javier Alvero, de nombre Porque las cosas cambian. Se trata de un recorrido por el trabajo que he hecho durante los últimos 25 años de grabaciones. Desde el 86 hasta el día de hoy. El otro documental, todavía sin título, está dirigido por Alexis Morante. Detalla la vida de una banda en la carretera de gira por Estados Unidos en el tour de Las consecuencias. Se supone que estará terminado para finales de año y se presentará en festivales durante el año que viene.

A lo largo de su carrera ha recibido multitud de críticas y halagos. ¿Hacen más daño las unas o los otros?
A todos nos gustan más las críticas positivas que las negativas. Que digan que lo has hecho bien es muy agradable. Y, claro, entre todos los álbumes que he grabado con Héroes del Silencio, en solitario o en colaboración con otros artistas, ha habido de todo. Afortunadamente, en líneas generales, me siento muy querido y respetado por el público, la prensa y los compañeros de profesión.

¿Cuánto hay de personaje en el Bunbury que vemos en las entrevistas y en las apariciones en los medios de comunicación? ¿Dista mucho de cómo es realmente como persona en su día a día?
Todos los músicos mentimos un poco en las entrevistas, para salir más guapos de lo que somos en realidad, supongo. Aunque no lo consigamos casi nunca. No creo, de todas formas, que las entrevistas sean una forma adecuada de conocer a ninguna persona.

La industria discográfica está atravesando una profunda crisis. ¿Qué ve si trata de situarse, por ejemplo, a diez años vista?
Es muy complicado. Una década es mucho tiempo, hasta para una pitonisa.

Fuente






Bunbury: "El público argentino es el mejor del mundo"

El músico presenta 'Gran Rex', un álbum grabado en directo en ese auditorio bonaerense




Madrid. (EFE/Julio Soria).- Con las cuerdas vocales a pleno rendimiento y una nueva banda cada vez mejor engrasada. Así se muestra Enrique Bunbury en "Gran Rex", un álbum grabado en directo en ese auditorio bonaerense durante la gira que el artista realizó por América para presentar su último disco de estudio, "Las consecuencias".

"Teníamos una deuda con el público argentino. Desde los primeros shows que realicé con Héroes, hace ya 20 años, he visitado el país con regularidad, y en cada una de las giras me he sentido querido y respetado. Es un público único. Para mí, el mejor del mundo, el más culto musicalmente y, a la vez, el más apasionado", explica Bunbury en una entrevista con Efe.

"De todo el mundo", "Frente a frente", "Alicia", "Que tengas suertecita", "Apuesta por el rock & roll", "El anzuelo" o "El viento a favor" son algunas de las 24 piezas que se pueden saborear en "Gran Rex" (EMI), un repertorio con el que Bunbury recorrió la friolera de 25 ciudades en Estados Unidos.

"En ocasiones anteriores, la forma de enfocar esa parte de las giras siempre era la misma: tocábamos en los cinco o seis lugares con mayor población latina y ya. Así repetíamos constantemente Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Houston, Miami...", recuerda el cantante zaragozano.

"El planteamiento de esta gira consistía en subirnos a un tour-bus y recorrer el país de costa a costa, haciendo shows de capacidad media en ciudades en las que jamás había tocado. Vitalmente, la experiencia ha sido muy enriquecedora; profesionalmente, el tiempo dirá; y económicamente, un desastre", confiesa.

España no tuvo tanta suerte en el reparto, ya que el tour de "Las consecuencias" sólo contó nueve fechas en territorio nacional. "La gira se iba a alargar hasta mediados de 2011. Por motivos personales, tuve que darla por terminada en diciembre, y tuvimos que renunciar a muchos países de Centroamérica, Sudamérica, Caribe y a la segunda vuelta por España", recuerda Bunbury.

El vocalista, por otro lado, se quedó con una espina clavada tras su visita a Madrid. "Estaba algo disgustado con las dificultades que tuvimos para encontrar un recinto adecuado a las necesidades del espectáculo. El Palacio de los Deportes, definitivamente, no fue la mejor opción", asegura.

"Quisimos convertir el Palacio en un auditorio, como antes hicieron, con acierto, Leonard Cohen y Sabina. Desgraciadamente, nosotros lo hicimos en pleno invierno y el frío era insoportable. Además, cometimos el error de no utilizar las pantallas y, para las filas más alejadas, el espectáculo quedó desangelado", lamenta.

Los 56 conciertos realizados durante 2010 han permitido que Bunbury se acople a la perfección con su nueva banda de acompañamiento, Los Santos Inocentes, sucesora del inolvidable Huracán Ambulante. "Estamos en un momento perfecto para encarar los verdaderos retos. Ahora toca participar en las competiciones de elite", proclama el artista.
De carácter oscuro, "Las consecuencias" respondió a la necesidad de Bunbury por expresar un determinado estado de ánimo, pero el cantante deja entrever que su próximo álbum de estudio destacará por una sensibilidad diferente.

"Quiero trabajar más desde los ritmos y la percusión. ¿La luz?, ¿la oscuridad? Desde una perspectiva fotográfica, no pueden existir la una sin la otra. Me interesa el blanco y negro, y en la fotografía en blanco y negro, al final, los grises son lo más importante", señala.

El nervio creativo de Bunbury sigue intacto, y el artista augura variaciones en cuanto a sonido, grabación, producción e interpretación en su nuevo trabajo, que podría ver la luz a finales de año.

"El audio, la ingeniería de sonido y la producción siempre fueron muy importantes en mis discos. Estoy adquiriendo algunos juguetitos que, supongo, tendrán su protagonismo en el nuevo álbum. Tanto amplificadores como micrófonos, guitarras y sintetizadores analógicos", apunta.

"Los Santos Inocentes están preparados para la aventura y sé que pueden llevar las canciones a niveles más interesantes. Además, estamos contactando con algunos músicos octogenarios para contar con su colaboración puntual. Creo que, con todos ellos, lograremos un sonido más actual y contemporáneo", aventura.

No existen indicios sobre lo que Bunbury se lleva entre manos, pero considera que el resultado de su nuevo álbum "podría sorprender a los fans más fundamentalistas". "Supongo que se van a llevar un disgusto del que les costará recuperarse. El resto, espero que lo disfruten", desea.

Incapaz de encontrar momentos de asueto, el vocalista anuncia próximas colaboraciones con otros músicos, pero opta por reservarse la exclusiva de sus nombres. "Cuando algo te hace mucha ilusión y lo anuncias a los cuatro vientos, no sé por qué, pero se gafa", sentencia.

lavanguardia.es

No hay comentarios.: