abril 17, 2011

CARLOS ANN "SUS RECUERDOS Y FETICHES"

Entre recuerdos y fetiches

Como poeta cuenta con un libro publicado en 2009, Líneas perdidas, el cual presentó en León ese mismo año y en el que materializa con palabras cosas intangibles recargándolas de intensidad.

Con más de una década de recuerdos en diversos escenarios y con el único miedo de empezar a tener miedo, Carlos Ann es un músico que bien puede matar el tiempo jugando Packman para relajarse o contemplar Las Meninas de Velázquez; la primera vez que fue feliz, recuerda, hizo de sultán en su vida anterior; su héroe de ficción favorito es Rocky Balboa y últimamente escucha a la banda de música folktrónica Efterklang.

El músico barcelonés visita México en abril para promocionar su disco recopilatorio Recuerdos y fetiches 1999-2011, material que se espera esté listo para mayo o junio, con nuevas grabaciones de éxitos como Hada, Chica Underground, Cuando saliste de la cárcel y El pozo de un lamento, con colaboraciones de artistas de la talla de Enrique Bunbury, Nacho Vegas, Javier Corcobado, Phil Manzanera, entre otros. Durante esta gira participó en el Festival Vive Latino, en el concierto inaugural, una presentación que ya se debía el cantante.

Además Carlos Ann pasó por la ciudad en el Barramericano y enseguida estuvo el fin de semana en León y Tlaxcala. Después se presentará en Venezuela, Colombia, Argentina y ciudades de Estados Unidos, como Los Ángeles y Nueva York.

Su trabajo en solitario oscila entre lo electrónico y el rock, con un sabor arrabalero y a cantina, de antro ambulante, o bien, circo de pueblo, ejemplos de su trabajo son: Día especial, Entre lujos y otras miserias, Panero, junto a Bunbury y Bruno Galindo; Descarado, La nada y Bala Perdida.
Además de sus discos en solitario, ha colaborado en otros proyectos de la mano de artistas internacionales, un ejemplo de esto fue Bushido, al lado de Bunbury, Morti y Shuarma, en 2003; en 2009 formó el grupo Santa N, junto a Mariona Aupí, con un álbum homónimo. Completa ese año aportando su versión de la canción Sed de mal en el recopilatorio homenaje a la desaparecida banda Umpah pah, liderada por Adriá Puntí.

De México le fascinan la calma y la pasión, y sin duda, la música; así lo demostró con su participación en el disco tributo al compositor José Alfredo Jiménez, Brindando a José Alfredo, con la canción Cantinero, la musicalización de los poemas de Juan Gelman (grabación hecha en México) con la colaboración de Mariona Aupí y el disco tributo a Leonard Cohen con la canción Tower of song.
Como poeta cuenta con un libro publicado en 2009, Líneas perdidas, el cual presentó en León ese mismo año y en el que materializa con palabras cosas intangibles recargándolas de intensidad y sugiriendo sus propias premisas de creación.

En 2010, acompañado por el guitarrista Juan Carlos Allende, guitarrista de Chavela Vargas, publica su disco El Tigre del Congrés, con un tono más intimista. El nombre del disco hace referencia al sobrenombre que le daban en el barrio barcelonés del Congrés. Como lector disfruta de Mikhael Omraam y sus canciones han sido incluidas en varias bandas sonoras de películas, entre las que destacan Rec y Rec2, dirigidas por Jaume Balagueró y Paco Plaza.

Con información de Federico Jiménez
Redacción • Guadalajara

milenio.com

No hay comentarios.: